miércoles, 2 de noviembre de 2011

MISCELÁNEA MÓRBIDA: "¿Pero qué pasó, Mark?" y "Violines Agudos"

Dos rápidas cuestiones a tratar hoy:

-Mark Z. Danielewski, autor de la genialísima novela "House Of Leaves"-a ver si algún día se alinean los planetas y a algún zumbado se le ocurre traducirla-, contó, o mejor dicho tiró la piedra y escondió la mano, sobre una curiosa experiencia en nuestra patria. Preguntado por su aparente amor por el cine contestó lo siguiente:

"Mi padre era cineasta, en los 50. Hacía televisión en directo y despues se pasó a la vanguardia, para al final acabar realizando documentales. Recuerdame que algún día te hable acerca de cuando vivimos en España, porque lo que pasó allí fue bastante sorprendente. Creo que incluso más que lo que ocurrió con cobras en La India"

Acabada la entrevista, el reportero vuelve al tema y le pregunta si en efecto le hablará en un futuro sobre cobras y España. A lo que Danielewski reitera:

"Algún día".

-Y en cuanto al otro asunto aquí tenemos a nuestra adorada Kate Bush en plena vorágine teatral declamando uno de sus grandes temas setenteros: "Violin". Con un curioso atuendo y un curioso cuerpo de baile:


CONCLUSIONES DE TODO ESTO


1)Danielewski nos ha dejado con la miel en los labios, por supuesto. ¿Que demonios le pasó a este vanguardista escritor en nuestro país? ¿Leyó algo de J.J. Benitez? ¿Encendió la televisión? ¿Escuchó algún disco de Luis Cobos? ¿Hizo la ruta del bacalao? ¡Maldita sea, Mark! Nuestro pueblo tiene derecho a saber. ¿Será esta la razón por la que su obra no se publica en España? Por cierto, su nuevo proyecto literario se llama "The Familiar". Una saga en 27 novelas -de las cuales dice que las cinco primeras ya las ha entregado al editor- que por lo visto tratan sobre una niña de doce años que encuentra un gatito.

2) La segunda conclusión es que hay que ser una artistaza como la copa de un pino (además de una sinvergüenza redomada) para salir en la televisión pública cantando un tema sobre violines, vestida de mariposa de la muerte y acompañada de un coro de baile consistente en dos violines gigantes. Excelente, es el único adjetivo que se me ocurre.

1 comentario:

miquel zueras dijo...

Buenísima entrada, soy un fan de Bush desde que escuché "Sensual World". Saludos. Borgo.