domingo, 5 de julio de 2015

DRÁCULA De Tod Browning [ANÉCDOTAS E IMÁGENES] -(Segunda y Última Parte)-

 

 ARCHIVOS EXPIATORIOS: Continuamos y terminamos el especial "Drácula" de Browning con sus correspondientes imágenes promocionales. Compromisos profesionales de nuevo cuño del que quizás algunos ya sabéis algo -y si no tranquilos que subiré entrada al respecto en breve- me van a hacer mudarme un poco de esta a otra bitácora -de la que también informaré en breve-, pero por supuesto el "Carnaval" servirá abierto para recordar viejos tiempos y resucitarlo cuando sea menester. Y ahora... ¡¡BLOOD IS THE LIFE!!

 


* Aqui tenemos al vampiro en persona enfrentándose a su encarnizado enemigo: ¡El profesor Van Helsing, por supuesto! Edward Van Sloan, actor de sólida formación teatral se encargó de dar vida al famoso investigador de lo oculto en Broadway junto a Lugosi. Ambos llegaron a los estudios Universal para repetir sus papeles en el cine, y al igual que Dwigth frye, Bela y Van Sloan fue automáticamente encasillados. En el caso de Sloan, en el papel de doctor sabio y voz de la razón y el materialismo ante lo sobrenatural.

Él mismo cometido tiene en “Frankenstein”, donde interpreta al Dr. Waldman, eminencia que quiere que Henry deje sus peligrosos experimentos con cadáveres. O en “La Momia” donde encarna al profesor Muller
. Por cierto, en Frankenstein era el que presentaba al público la película antes de los créditos, avisándoles de que lo que iban a ver era terrorífico y que aún estaban a tiempo de arrepentirse. 

 

 

* Tras algunas improvisaciones de guión y ciertos retoques necesarios (en alguna primera versión Drácula viajaba en un avión… ¡¡¡con forma de murciélago!!!), la película se dejó lista para su estreno en 1931. La campaña publicitaria fue legendaria y algo casi inédito en el cine de la época, estando previsto el estreno para el viernes 13 de Febrero. Se procuró evitar mostrar el rostro del Conde en todo momento (como alucinarían en aquellos tiempos los primeros planos de Bela) y el propio Tod Browning se unió a la histeria general con el siguiente telegrama-broma (que probablemente no fue idea suya) enviado al Foxy Teather de Nueva York, advirtiéndoles que no estrenaran la película el viernes 13 de Febrero de 1931:

“Ni se les ocurra. Viernes 13 puede ser terrible. La criatura saldría de su tumba. Y con él, sus hijos y los hijos de sus hijos. Suyo afectísimo, Tod.”

En fín, el resultado fue que el estreno se adelantó un día y “Drácula” se lanzó al mundo el 12. No vaya a ser.

 

 

 * Los 441.948 dólares que había costado (total, casi nada en estos días) fueron amortizados en seguida. El público acudió en masa al estreno y el film rompió taquillas. La campaña publicitaria continuó durante todo el año e incluyó la presencia de Bela disfrazado de Drácula asistiendo a fiestas, convenciones benéficas, festejos privados de Carl Laemmle Jr. e incluso entregas de premios en eventos deportivos. Sin olvidar que fue imagen publicitaria de productos de limpieza, colchones y (el más apropiado de todos) pasta dentrífica. 

 
* En todo este frenesi promocional, es de mérito el hecho de que Lugosi se prestara a todo tipo de saraos y presentaciones sin salirse jamás de su papel, porque sabia que el público le demandaba precisamente eso. En cuanto a la preparación del actor húngaro para el papel de su vida, lo mejor es descubrirlo a través de sus propias palabras hablando de su etapa en la obra teatral, lo cual fue el germen de todo:

 

“Después de haber representado la obra durante un mes, me di cuenta de que por mi propio bien debía hacer algún esfuerzo por conservar mi fuerza mental y física, entregándome con menos fervor a la interpretación de mi personaje… No fui capaz de ello. El papel me exigía mantenerme en un estado de excitación febril, así que me sentaba en mi camerino y asumía los atributos reales del horrible vampiro. Y durante esos años no dirigí la palabra a nadie entre bastidores mientras se representaba la obra. Era víctima de un hechizo que no podía romper. Si me salía de mi personaje aunque solo fuera un momento, la inquietante amenaza del Conde Drácula desaparecía, y mi poder sobre el público perdía fuerza.”

 
¿Hizo esto mismo durante el rodaje de la película? Hay varias versiones: Bela dijo que Browning le obligó a despojarse de ese extraño ritual para filmar las escenas. Sin embargo David Manners (recordemos, intérprete de Jonathan Harker) declaró que, en los descansos del rodaje, Bela no hacía otra cosa que mirarse al espejo y repetir obsesivamente: “I am Drácula, I am Drácula…” Por cierto, el propio Manners definió a Lugosi como “un pelmazo de los pies a la cabeza”. No olvidemos lo poco que socializaba el húngaro con sus compañeros de reparto.
 

 

 

Y aparte de esa mirada, estaba ese acento magiar que tan bien le vino al papel del conde rumano. Aunque a veces se nota que no tiene ni idea de lo que esta diciendo, ese toque “marciano” de sus diálogos no hacía sino otorgar mucho más misterio a sus frases. Como afirma David Pirie en su libro “El Vampiro en el Cine”:

“Su acento fue una gran ventaja para sugerir una cualidad extraña y diabólica que se ajustaba perfectamente al tema. Utilizando ese rudo acento para alargar cada una de las venenosas sílabas que debía pronunciar Drácula, Lugosi consiguió deja bien patente la diferencia que existía entre este personaje y cualquier otro de los que conocía el público americano.”

 


Algunas campañas publicitarias que la Universal puso en marcha para promocionar el proyecto fueron muy estrambóticas. El problema es que no puedo garantizar con seguridad cual se puso en práctica y cual no, pero algunas son tan bizarras -y tan propias del posterior William Castle- que ya me gustaría ver este tipo de promoción en la actualidad alguna vez. En cualquier caso, son una curiosidad genial y empezamos por:

-Hacer que el viento sople artificialmente en el cine, especialmente en la primera aparición del Conde.
-Poner letreros en los espejos del cine que digan: “Si usted no puede verse reflejado, es que es un vampiro como Drácula”.
-Colocar enfermeras en los pasillos de las salas donde se proyecta la película por si algún espectador sufre un shock (o cree sufrirlo).
-Envolver los sándwiches del estudio y del cine con papel donde se lea: “DRACULA VIENE”.
-Fabricar máscaras de Drácula para que las lleven los acomodadores del cine el día de la premiére.
-Crear una sección en los periódicos llamada “Escriba su propio final para “Drácula”.

 



Fijaos que show multimedia se montó para dar a conocer la película. Pero es que trabajadores dentro de la Universal comentaron que, cuando los ejecutivos se sentaban en sesiones de tormenta de ideas, algunas maquinaciones rozaban el absurdo. Por ejemplo:

-Hacer que lluevan gotas de sangre del techo del cine en mitad de la proyección.
-Contratar personas vestidas de negro para que siguieran a algunos espectadores que salían del cine hasta sus casas.
-Publicar bulos en los periódicos sobre las “verdaderas” andanzas de un vampiro europeo que actuaba en la misma época del estreno.
-Artículos inventados sobre la vida de Bela Lugosi, que contaban (entre otras tonterías) que nació en Transilvania y pasó allí su infancia.



*El Epílogo perdido de "Drácula" nos va a servir de epílogo también a nosotros. Una de las escenas más populares de la representación teatral era el momento, cuando el telón ya había sido bajado, en el que Edward Van Sloan (Van Helsing, recordemos) salía de entre las cortinas y soltaba el siguiente discurso, que era tan popular que la gente de la audiencia lo recitaba con él:

“Un momento, señoras y señores, hemos de decirles algo antes de que se vayan. Esperemos que los recuerdos de Drácula no les den pesadillas, así que les diré algo para que se tranquilicen. Cuando lleguen a casa esta noche y las luces estén apagadas, y miren temerosos detrás de las cortinas, y se sobresalten al ver una cara en la ventana… no se asusten. Y recuerden que, después de todo… ESAS COSAS EXISTEN.”


Se rodó como final para la película (igual que el prólogo de “Frankenstein” en el que apareció el mismo Van Sloan advirtiendo a los espectadores), pero la censura lo retiró porque podría ofender a alguna religión al darle credibilidad a lo sobrenatural. ¡Alucinante! Aquí tenéis una imagen del Epílogo censurado:

 


Y sin más, aquí terminamos este recorrido-homenaje a este legendario film cuyo poder de fascinar nunca morirá. Como os decía, tengo anuncios que hacer en breve, así que, hasta entonces ya sabeis: Cuidado con los desconocidos de negro que os sigan por las calles.

 

domingo, 17 de mayo de 2015

DRÁCULA De Tod Browning [ANÉCDOTAS E IMÁGENES] -(Primera Parte)-


ARCHIVOS EXPIATORIOS: Dado que últimamente vivo un "DRACULA STATE OF EXISTENCE" gracias a la publicación (¡al fin!) en España del "Hollywood Gothic" de David J. Skal, que casi se ha solapado con la reedición en color y de lujo de "La Tumba de Drácula" de Colan/Wolfman, nada mejor que sacudirle el polvo a un viejo compilatorio de anécdotas de rodaje sobre la primera adaptación de éxito de la novela de Bram Stoker, que redacté hace unos siete añitos de nada. Casi todos los datos y chascarrillos aquí contenidos fueron fusilados de fuentes como la biografía "Bela Lugosi: Drácula Vampirizado" de Javier Cortijo (también reeditada hace poco), los libros de ensayo "Lo esencial del cine de terror de la Universal", "El Cine Fantástico" de Jose María Latorre, el mencionado "Hollywood Gothic" o los documentales y comentarios en audio que el propio David Skal preparó para las ediciones en DVD de estas joyas cinéfilas.

Casi todos estamos de acuerdo en que a pesar de que el “Drácula” de Tod Browning es una película excelente, no es tan buena como los “Frankensteins” de Whale. Tiene algunos momentos fuera de tono y en general la segunda parte de la película es algo inferior a la primera. Algunas interpretaciones dejan que desear, así como algunos efectos demasiado rudimentarios.


Y sin embargo ¿Qué mágia tiene este film que te deja completamente embriagado? ¿Cuál es ese hechizo que hace que no podamos parar de verla una y otra vez? ¿Por qué es una pieza maestra absolutamente imprescindible en cualquier libro de historia del cine? Intentaremos acercarnos a esa respuesta y a la leyenda de esta gran obra a través de algunas de sus imágenes y de las anécdotas de rodaje.

*Es el primer film de terror sonoro de la historia del cine. De hecho, en 1930 muchas salas de cine aún no contaban con el material técnico necesario para proyectar películas sonoras, lo cual originó que se proyectaran algunas copias mudas de “Drácula”.

*El primer diálogo del film (recitado por la muchacha en el carromato que viaja por Transilvania y que lee un libro sobre folklore vampírico) corre a cargo de Carla Laemmle, sobrina del mandamás de la Universal. Carla ha declarado recientemente que aún recibe cartas de fans de todo el mundo felicitándola por pronunciar las primeras frases de la historia del cine de terror. ¡Y eso que ni siquiera aparece mencionada en los créditos!


*El caso es que Carl Laemmle no estaba muy convencido de llevar a “Drácula” a la gran pantalla, fue su hijo el mayor impulsor de un proyecto maldito. A pesar del éxito de la versión teatral (donde despuntó Bela Lugosi en el papel), el tema era demasiado sangriento para el público de la época. El proyecto no se veía muy alentado por opiniones como esta de la prestigiosa revista Variety:“…se corre el riesgo de caer en lo estremadamente grotesco” . Y no obstante todo ello provocó gran expectación en el público de la época.

Reacciones polémicas de antes del estreno, desde dentro de la propia productora:

“Si se conserva el texto teatral, la película podría ser un insulto para los espectadores” (Directivo de la Universal desconocido).

“Aunque esta obra puede ser fascinante en teatro, no se me ocurre como puede convertirse en una película. Es sangre, sangre y más sangre, y todo lo que puede hacer vomitar o asquear a un ser humano corriente”. Steve Miranda (del departamento de guiones de la Universal).

*Sin embargo, a pesar de la popularidad teatral de Lugosi en el papel, no fue el principal candidato para interpretarlo en el cine. Browning hubiera querido contar con su amigo Lon Chaney, que seguramente nos hubiera sorprendido con uno de sus geniales maquillajes, pero por desgracia murió de cáncer ese mismo año. El alemán Conrad Veidt fue otro de los principales candidatos (sin duda hubiera sido genial).


*Pero al final Lugosi se ganó el papel, parece ser que de una forma bastante curiosa. Se cuenta que logró convencer a Florence, viuda de Bram Stoker (como todos sabéis, escritor de la novela original) para que rebajara la cesión de derechos de 200.000 dólares a… 40.000!!!! Todo un maestro del regateo nuestro amigo el húngaro. Normal que la mujer estuviera reticente con el tema del cine, no olvidéis que Murnau había adaptado “Drácula” sin pagar un céntimo. Cualquier otro hubiera tenía sus dudas. Pero Bela logró convencerla tras ocho meses de correspondencia contínua, asegurándole que el cine sería el arte definitivo del siglo XX y le daría más inmortalidad a la obra. No podemos más que quitarnos el sombrero ante las dotes adivinatorias de Lugosi y su contribución a la conversión de Drácula en un icono absoluto. Tanta carta tambíen tuvo consecuencias para él ya que comentó que le daban calambres en las manos de tanto escribir (y eso que no es que dominara el inglés precisamente), pero el objetivo estaba logrado. Y lo más importante, Laemmle le dio el papel.



* Pero en fín, él tampoco cobró demasiado. Los 500 dólares semanales que recibió por hacer historia del cine parecen irrisorios comparados con lo importante de su aportación, pero puede que solo fuese el primero de los muchos tropiezos de la carrera de Lugosi, llena de mala suerte y quizás destinada a acabar tan mal como lo hizo.


* Para encarnar a Mina se eligió a la actriz Helen Chandler, proveniente de Broadway. Aquí la tenemos en un descanso del rodaje leyendo la novela con esos ojos alucinados que tan bién le vinieron al papel de la víctima de Drácula. El género de terror como sabéis ni existía del todo cuando se rodó este film ni gozaba del prestigio que tendría después, así que tanto Helen como David Manners (el galán del film que interpretaba a Jonathan Harker y que más tarde volvería a cruzarse con Lugosi en un par de ocasiones), se tomaron bastante a risa el proyecto. Además de forma literal, porque a veces estallaban en carcajadas mientras declamaban los diálogos.


La pobre Helen tuvo una trágica vida a partir de “Drácula”, cayendo en el alcoholismo que le provocó la muerte en 1959, tras años de sufrimiento e inútiles intentos de abandonar el hábito. Manners tuvo una vida más agradecida, dedicándose al teatro hasta su retiro en los años cincuenta y posteriormente publicando varias novelas hasta su muerte a los 98 años.

* El rodaje tampoco fue fácil para el gran Tod Browning. De regreso a la Universal tras siete años rodando películas memorables para la Metro, su recibimiento en el estudio para el que había recaudado mucho dinero con su film “El Tigre Blanco” fue más bien tibio. Todo el tiempo se sentía frustrado porque la productora le obligaba a reducir presupuesto, lo cual no casaba con sus primeras intenciones como cineasta. Como contaba Bela Lugosi:

“Todo cuanto Tod Browning quería hacer era objeto de discusión. Le preguntaban constantemente si el resultado no sería el mismo si se rodaba de forma más económica. Era muy desalentador.”

*Lo más humillante fue que la versión en lengua española, rodada a la vez ¡superó en recursos técnicos a la de Browning! Paul Kolhner, su productor, optimizó y movilizó los recursos del estudio para que luciera mucho más vistosa y visualmente impactante que la versión americana. Los artífices de esta versión, dirigida por George Melford, tenían acceso a lo que rodaban Lugosi, Browning y compañía por la mañana, y ellos, inspirados, hacían cambios y mejoraban muchas de las escenas. Por eso hoy mucha gente la considera superior a la de Browning, y no les falta parte de razón.

* Browning por cierto ya había trabajado con Lugosi en “The Thirteenth chair” que fue el segundo trabajo sonoro del actor. La relación entre ambos fue cordial pero no tan fluida como mucha gente podría pensar, no olvidemos que la primera opción del director para interpretar a Drácula era au querido (y con razón) Lon Chaney. No obstante Browing no aceptó a Bela a regañadientes. Como declaró el cineasta:

“Claro que me gustaba Lugosi. Hizo un buen trabajo en “The Thirteenth chair” y en Broadway ERA Drácula.”


*De Broadway precisamente fueron contratados muchos de los actores del film. Es el caso de Edward Van Sloan, que repitió en cine su papel de Van Helsing teatral. En el caso de Dwight Frye nunca formó parte del reparto de la obra, pero era un versátil y reputado actor de Broadway.


 * El inolvidable Renfield de Fry, de ojos desquiciados y sonrisa maniaca, logra robar algunas de las mejores escenas con su indescriptible presencia. Nadie puede quedarse impasible ante el momento en que el barco que trae a Drácula (con toda la tripulación muerta) es encontrado y se abre la puerta de la garita, encontrándose allí a Renfield con su risita histérica y sus ojos desorbitados. Suyo es uno de los diálogos más memorables de la película, cuando cuenta lo que ha visto desde su celda del manicomio:

“Una niebla rojiza se extendió sobre el césped, propagándose como una llama. Él la rasgo. Vi millones de ratas con sus ojos rojos y brillantes como su única pequeñez. Él levantó sus manos y se detuvieron, llenas de roja sangre. “Te daré todo si me obedeces” me dijo entonces”.


Y esto acompañado de sus ojos alucinados y su suave e inquietante voz. La mirada de Frye incluso tenía un apodo, cosa que no se puede decir de muchos actores. La llamaban “la mirada de 200.000 vatios”.

Frye, como solía pasar en los clásicos de la Universal, se encasilló en el rol que le había tocado. Se convirtió en el típico asistente de laboratorio o secuaz malévolo del villano principal. En “Frankenstein” fue el cruel y jorobado Fritz y en “La Novia de Frankenstein” dio vida a un ladrón de tumbas y asesino sin escrúpulos ayudante del Dr. Pretorius. En ambos casos (y en “Drácula” también ocurre) la relación con sus superiores acababa muy mal. 


Como la propia carrera del actor. Nos dejó prematuramente en 1943 a consecuencia de un ataque al corazón. Su hijo, ya anciano, comenta que aún hoy en día, cuando va por ejemplo a restaurantes y dice como se llama, muchos camareros comienzan a imitar la risa psicótica que usó su padre para dar vida al secuaz come-insectos de “Drácula”.

* Al igual que en muchas otras producciones cercanas en el tiempo a esta, la música tiene un papel irrelevante. El cine estaba comenzando a tener sonido y apenas se le daba importancia a la música como elemento integrado en la trama de una película. En la Universal esto se nota, además de en “Drácula” por ejemplo en “Frankenstein” y en “Los Crímenes de la Calle Morgue”. De hecho en esta última y en “Drácula” los créditos son acompañados por ¡la misma melodía! Concretamente “El Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky. Lo que da una idea de la poca importancia que se le otorgaba a este elemento.


Browning además, no estaba muy a gusto con el sonoro. El cine mudo era lo que el conocía y había perfeccionado durante años, para él el sonido era una complicación innecesaria y no le gustaba filmar diálogos. En “Drácula” hay gran cantidad de silencios que, irónicamente, vienen de maravilla para reforzar la atmósfera tétrica y la sugerencia del relato.

*Y para despedirme por hoy (PROXIMAMENTE LA SEGUNDA PARTE), nada mejor que otro vaticinio memorable de estos plumillas que veían la obra de teatro y se asustaban. La cita pertenece a un lumbreras llamado Fred Johnson que en el “San Francisco Call” nos dejó una frase para la historia:

“Drácula no tiene ningún futuro en el cine sonoro.”

Continuará...

jueves, 7 de mayo de 2015

BIENVENIDO AL WESTERN SOBRENATURAL DE DONALD CURTIS (Y tú puedes hacerlo posible)



Pocas novedades de las que van a salir en breve me motivan tanto como este libro que os presento hoy, y que someto a vuestra infinita sabiduría para ver si soy el único loco al oeste de Málaga o realmente esta JOYAZA merece adornar las estanterías de todos los fans del "pulp", de los bolsilibros, de la literatura de género en su totalidad y del western fantástico en particular. Tenemos la oportunidad de recuperar nada menos que SIETE novelas de este palo de uno de los mejores escritores de novela popular que han existido: Donald Curtis, también conocido como Curtis Garland, e incluso a veces con su nombre real: Juan Gallardo Muñoz. Currante de las letras y gigante de la literatura “pulp” en español.

Os situó rápido. Weird Western: La edad dorada del género americano “de cowboys”, mezcladas con tramas en las que fantasmas, vampiros y monstruos de todo pelaje alternan en “saloons”, campamentos de buscadores de oro y ciudades marcadas por las trifulcas entre pistoleros y las fuerzas del orden. Es la maravillosa intervención anacrónica (o no tanto) de entes de pesadilla provenientes del horror, acechando entre los surcos de las novelitas “western” clásicas. Pero esto os lo estoy contando a vuelapluma, porque hay más. Mucho más.


Por ejemplo todo lo que podéis encontrar en este volumen que os presento hoy, y que el escritor y mitógrafo creativo Alberto López Aroca se encuentra preparando mientras hablamos. “MONSTRUOS EN EL OESTE”. Aquí un cartel anunciador bastante explicativo:


Pero esto no es un recopilatorio “corta/pega” de varias novelitas de a duro. Estamos ante un tomo que va a derrochar calidad a raudales, además de ser un proyecto mimado hasta el mínimo detalle. Y como muestra, os pongo un texto del propio antólogo sobre las siete novelas incluidas, además del contenido extra:

El volumen proyectado cuenta con el beneplácito de Mercedes Gallardo Asensio, hija del autor, y contará con al menos 7 novelas publicadas entre 1972 y 1988, enmarcadas en el género del Weird Western. Los títulos previstos son Drácula en el Oeste, Terror en el río Dorado, El monstruo va al Oeste, Drácula West, Estampida Fantástica, Luna de sangre y muerte, y El Destripador llegó al Oeste. Esta compilación contará, además, con portada del artista internacional Sergio Bleda, prólogo del experto curtisólogo Andrés Peláez Paz, y comentarios adicionales de servidor de ustedes.

La suscripción cuesta 20 eurillos de nada para un tomo de lujo con más de 600 páginas y diseño y maquetación supremas. Cuando esté a la venta en librerías serán 25 euros, con lo que gracias a esta pre-compra os ahorraréis unos cuantos dólares y lo tendréis antes que nadie.


Si queréis mucha más información sobre este proyecto, más datos sobre Donald Curtis o más info sobre el “weird western”, el contexto en el que nacieron estas maravillosas novelas o, lo más importante, detalles para participar en la suscripción para que este libro exista, no dejéis de pinchar aquí abajo:


MONSTRUOS EN EL OESTE (EL LIBRO)

Para allanaros aun más el camino, concretad vuestra petición y deseos en el siguiente correo:

 fabulasext@hotmail.com

Sin más ni más, me despido con un brindis de whiskey añejo. Mientras me apoyo en la barra manchada de sangre de este tugurio, e intento dilucidar si son tentáculos o colmillos lo que le asoma por el sombero calado a ese forastero tan silencioso que acaba de sentarse al fondo.

domingo, 15 de marzo de 2015

“MATARÉ A VUESTROS MUERTOS” De Daniel Ausente



Mientras que no es una sorpresa que la editorial “Prosa Inmortal” tiene en cartera algunos de los más originales y rompedores escritor@s de la nueva generación de literatura española –esa que se deleita por igual en el “weird”, la literatura experimental y la cultura popular–, lo que si admito que fue un “shock” para mi fue descubrir que Daniel Ausente, decano de los “bloggers” fuera uno de ellos. Este divertidísimo y brutal “Mataré a vuestros muertos” es la prueba perfecta. Cierto es que el señor Ausente, atalaya del “pulp”, de  la psicotronía desatada, de la bizarría de bueno (y mal) gusto y de la contraculturalidad más “destroyer” (un referente para el “Carnaval” que estáis leyendo, y que lo ha plagiado miserablemente en más de una ocasión) encaja como un guante en este conglomerado de gloria cañí enferma, que también incluye a luminarias de sobrado fuste agitador como Grace Morales, Riot Über Alles, Layla Martinez, Ángel Luis Sucasas o Francisco Jota Pérez. Y que además de por “Prosa Inmortal” también pululan por las siniestras y surrealistas estancias de “Aristas Martínez”, “Antipersona”, “Nevsky” y tantas otras. Si queréis haceros un auto-favor (consejo de amigo desviado), buscad toda esta miscelánea de nombres y seguid investigando.

¿Psicogeografía de bolsilibro en la ciudad condal? ¿Turbios sacrificios humanos y una entidad primigenia acechando en los estratos de la parte más callejera de Barcelona? Imitando a las horribles bandas promocionales que aparecen en las portadas de los libros, diré que si conseguís imaginar una mezcla entre Warren Ellis, el Vazquez cafre, H.S. Keller, Tarantino, Robert Crumb y… por supuesto el más importante de todos: H.P. Lovecraft, podréis atisbar algo de los recovecos que os aguardan en esta novela. La obra del mosquetero de “Weird Tales” forma parte imprescindible de la historia que se nos cuenta y, sorpresas de la vida, casa perfectamente con los canis del barrio, los mafiosos latinos y demás fauna decadente de las esquinas de la ciudad. La divertida película “Attack The Block” ha sido mencionada como referente por el autor, pero yo me quedo con su deconstrucción de género antes que con la de ese film. Hay mucha más sangre, incorrección política, sexo y patadas al “establishment” en esta novelita. Genialísimos los interludios epistolares en los que ciertos personajes de la historia cuentan sus peripecias relacionadas con la buscada entidad primordial que acecha en las alcantarillas de Barcelona, incluyendo a Heinrich Himmler. El señor Ausente se anticipó a la publicación de las cartas a su mujer de este entrañable personaje, en una misteriosa alineación planetaria que da que pensar. Tengo el libro de las cartas de Himmler a la espera de su lectura, y confieso que espero encontrarme alguna mención a Yog Shogoth entre sus páginas.

 
“Mataré a vuestros muertos” es una novelita de a duro mezclada con el cómic rabioso, la “historia–ficción” y el corpus “lovecraftiano” más desprejuiciado. Ahí son nada las menciones a la bichería tentacular del autor de Providence, la aparición de Obadiah Marsh, junto al concurso y referencias de/a personajes históricos que son ya casi más “pulp” que los iconos “pulp”, caso de Buffalo Bill, el mencionado Himmler o Enriqueta Martí. Esta última no podía faltar en lo que, al fin y al cabo, es una transgresora radiografía de una Barcelona salvaje, ocultista y de oscuro aliento vital. Barrios marginales en los que campa una fauna de mafiosos estrafalarios, encantadoras “merdellonas” y el lumpen más rancio, mezclados con sectas, mugre, colegialas desaparecidas y… ¡animales! Uno de los detalles que más he disfrutado ha sido la personalización de algunos bichos como ratas, palomas, etc… que a modo de observadores también cuentan algunas partes de la historia inaccesibles para los personajes humanos y que descubrimos a través de su punto de vista. 

Así pues, tenemos humor, violencia sangrienta, una trama desquiciada y llena de personajes memorables, junto a una revisión descacharrante de algunos de los elementos más reconocibles de los mitos de Cthulhu. Que se pueda hacer fluir una trama que mezcla elementos a priori tan dispares y no se baje el ritmo en ningún momento –además de conseguir hacernos empatizar con una galería de personajes en el que hasta el más cabrón tiene su toque de entrañabilidad–, es realmente algo al alcance del tipo de escritor al que hay que seguir la pista. Todo ello, el ruido, la furia, la diversión y lo impredecible, encapsulado en un formato de bolsilibro manejable, atractivo y muy, muy adictivo. Como la propia novela.

miércoles, 28 de enero de 2015

"STEAMPUNK" O "PASTELPUNK" - Un recopilatorio rosa

Vaya de entrada que opino que el "steampunk" estéticamente es estupendo, que no dudo que habrá obras meritorias dentro de este sub-género de moda, pero que también  me parece que hay mucha monserga, mucho "currito" arrimándose al sol que más calienta aprovechando que esta denominación empieza a ser bastante conocida entre "hipsters" y público "mainstream", y también mucha derivación absurda. Desde que esto  nació como escisión del "cyberpunk" ha dado después lugar al "dieselpunk", "gaslamp-punk", "zombiepunk" y seguro que ya mismo disfrutaremos del "swordandsorcerypunk" y del "belenestebanpunk".

El caso es que la última novela de la trilogía supuestamente "steampunk" de Felix J. Palma -y digo "supuestamente" porque lo de meter a H.G. Wells en tramas de ciencia-ficción ya se hacía antes de que naciera este término- tiene esta portada que... en fin. Todo es cuestión de gustos, pero a mi esto me parece "corintelladopunk" o "romantichighlanderpunk". Felix J. Palma es un escritor muy -pero que muy- bueno, del que, eso sí, yo disfruté sus magníficos relatos y su primera entrega de esta "Trilogía Victoriana"; La segunda parte me decepcionó infinito y no tengo, por ahora, ganas de intentarlo con esta tercera, que además tiene esta portada que me tira de espaldas de forma violenta (contra más recordando algunos excesos "romanticones" de la segunda entrega).

Eso sí, como soy un hombre positivo, siempre albergo la esperanza de que las cosas pueden ser peor, mucho peor. Por eso he explorado la infinitud de chorradas "steampunk" que pueblan esa caterva de horrores llamada Amazon, y he decidido traeros un recopilatorio de "romanticpunk", "softeroticpunk", "arrimalacebolletapunk" o como demonios queráis llamar a esta entrañable reunión de engendros:

"AMOR EN LOS TIEMPOS DEL VAPOR" García Marquez no esta involucrado, creemos. 


"SU VAQUERO DEL CIELO" Pues sí, su "vaquero" la lleva al cielo. Suponemos que cabalgando...


"EL DUQUE DE HIERRO" En este catálogo de maromos de tableta de chocolate "a vapor", no podía faltar una representación del mismísimo "Duque". No, por desgracia no es John Wayne.


"TAN ATEMPORAL COMO LA MAGIA" Una bella forma de llamar a un libro. Es lo mismo que decir "La Jodienda no tiene enmienda" pero en formato "cursipunk":


"ARTEFACTOS ESCARLATA" Quizás un homenaje a Scarlett O´Hara (que fue un poco la que empezó todo esto), en esta portada tenemos un posible subtítulo para este supra-sub-género: "Steam and Seduction Novel". Nosotros seguimos prefiriendo "Pastelpunk".


"VIENEN MALVADITOS" Mucho ojo con los protagonistas de esta novela de "vampirospunk", porque tienen torsos musculados al aire y, seguramente, sombra de ojos.


"CARTAS Y CARAVANAS" En esta no menos colorida portada tenemos incluso al protagonista masculino en la misma postura que en la de la última novela de J. Palma:


"UNA DAMA NUNCA ES LO SUFICIENTEMENTE CURIOSA" Cuando tiene un guayabo con sombrero de copa y gafas de piloto al lado. Y si encima el asunto involucra bolas que brillan ya está todo dicho:


"¡VAPORÍZAME, RAWLEY!" Aquí las cosas se caldean y se empañan los cristales de los relojes de vapor. El mono capuchino asiste embobado al vaporoso espectáculo:


"BESO DE ACERO" No es una canción de Manowar, sino una portada en la que se da más cancha al "macizismo" femenino en lugar de a los pectorales. Ya era hora.


"LA SAGA REINA" Y para acabar con más curvas femeninas, la saga "Queen" que, en estas fascinantes portadas de "kindlepunk" también deciden hacer que las féminas luzcan esplendorosas en lo que podríamos denominar también "bottompunk":



Y dado que empiezo a tener ya un cierto empache de engranajes, sombreros de copa y corsés imposibles, me despido de todos vosotros, amantes del "punk".