lunes, 7 de noviembre de 2011

MATINEE: "La Séptima Víctima" / "El Misterio del Sr. Wong" / "Las Novias de Drácula"

Programa triple "vintage" con la serie B como protagonista. Un sabroso plato condimentado con una mezcla de producciones RKO, Monogram y Hammer en la que el terror y la intriga vuelan mezclándose sin piedad.

LA SÉPTIMA VÍCTIMA (1943) De Mark Robson


Una lástima. Una verdadera lástima que el artístico Jacques Tourneur se bajara del carro de las producciones del gran Val Lewton para pasar el testigo a un artesano impersonal como Mark Robson. Lo que el realizador francés conseguía hacer con argumentos sencillotes y mucha imaginación no es, desde luego, lo que consigue Robson con esta, por otro lado, entretenida "The 7th Victim"; la cual peca de contar con un argumento de cierta sugerencia -con sectas satánicas domésticas incluidas, en un clarísimo precedente de "La Semilla Del Diablo"- pero realizado de forma tópica, desapasionada y sin ningún tipo de emoción por parte del realizador ni de unos actores que parecen a punto de dormirse en cada plano. Si a eso le unimos la voluntad de copiar algunos de los famosos planos nocturnos, de amenaza que acecha entre sombras, del siempre efectivo Tourneur pero recreados, eso sí, sin la más mínima gracia, nos damos cuenta del frustrante tira y afloja que es esta "séptima víctima". Solo un final seco, brusco y lleno de mala uva consiguen salvar un poco el recuerdo de un film excesivamente aséptico.

EL MISTERIO DEL SR. WONG (1939) De William Night


La segunda entrega de las aventuras del pastiche de Charlie Chan interpretado por Boris Karloff, resulta ser un misterio mucho más divertido que el de su predecesora. Plagiando la estructura de un "whodunit" al más puro estilo Agatha Christie, tenemos todos los tópicos del género amalgamados en un entretenido potaje: asesinato en el medio de un acto social privado de la clase alta -y además en el contexto de una inocente representación en la que las supuestas balas de fogueo eran de verdad-, un respetable número de sospechosos, una trama de espionaje -robo de reliquia oriental china en este caso- para desviar la atención del verdadero móvil del crimen, y una reunión final de los invitados a la fiesta para desvelar al culpable. Encanto, mucho encanto. Como todo film barato de la Monogram se caracteriza por su realización plana pero entretenida, un toque teatral y el rebosante carisma de un Karloff interpretando a la perfección a este Holmes oriental.

LAS NOVIAS DE DRÁCULA (1960) De Terence Fisher


Nada mejor para terminar la semana de Halloween que recordar este clásico "hammeriano" mil veces visto pero que jamás aburre. Y más con una reciente edición en DVD que mejora el sonido y la imagen cosa mala (aunque no cuente con formato), con lo que no tenemos excusa para evitar paladear por enésima vez este cóctel de castillos decadentes, sangrías indiscriminadas y algunos de los subtextos más perversos de toda la saga. No solo tenemos a un vampiro protagonista claramente "gayer" que lo mismo muerde a chicas que a chicos, también tenemos chupasangres lesbianas y aristocracia incestuosa. No faltan los enormes escotes de rigor y la habitual sorna en la mezcla de elementos religiosos y paganos. Todo ello, como no, con la perfección técnica de los decorados Hammer, el pulso implacable de un Fisher pletórico tras la cámara y la siempre soberbia interpretación de Peter Cushing como su inmortal Van Helsing. Solo por la escena en que se cauteriza la mordida del cuello con un hierro al rojo vale la pena volver a disfrutar de este delicioso delirio.

5 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Es cierto que Robson era poco brillante, aunque siempre me pareció muy simpática "El premio". Esas vampiras made in Hammer, carnales, voluptuosas es de lo mejor de la casa.

El Abuelito dijo...

Por mucho entusiasmo que le eché cuando la vi, coincido en su juicio sobre La séptima víctima, en la que todo queda finalmente desleído...
Otra cosa es la de Karloff, y es que ya no sé qué me pasa con las de Monogram y similares que es reconocer sus pobres mañas, sus argumentos entre extraños y trillados, su parca puesta en escena y su narrativa pelín lenta y en absoluto espectacular, y entrarme un cosquilleo de gusto que creo supera lo racional y no puede explicarse en función de la calidad intrínseca de (la mayoría) de las producciones... Pierdo el oremus y la objetividad y agradezco en lugar de deplorar cuanto tópico se presente de su mano... Aún mejores que las de Mr. Wong son las de Mr. Moto, que poco a poco pueden rastrearse en la red con el falso oriental don Pedro Lorre... (Esto de ser fan, ay!, cada vez se parece más a ir a misa, a efectuar una comunión y un acto de fe...)

WOLFVILLE dijo...

Que gran verdad, Don Abuelo!!! La Monogram tiene un toque de distinción que no tienen otras mejores. Superiores, sí, pero más manidas para el buscador de rarezas.

Y que ganas de echarle el guante al Sr. Moto también desde hace años, desde que vi el triste pack sin subtitulos que rula por yankilandia.

El Abuelito dijo...

Pues se acabó el suspirar: si busca bien en la red, encontrará subtítulos para casi todos los Mr. Moto... Y si no los encuentra, se los mando yo por correo electrónico...

WOLFVILLE dijo...

¡Albricias! Voy a investigar y si no encuentro nada, le informo. Muchas gracias.