jueves, 9 de mayo de 2013

"JOHN CARTER" De Andrew Stanton


¡Ay, señor, señor! Con lo fácil que parecía adaptar a John Carter al cine. Tenemos una saga de nóvelas todas ellas casi películas en sí mismas, llenas de acción, romance, personalidad propia y calidad a raudales. No en vano fueron firmadas por Edgar Rice Burroughs, que ya había entregado otro icono de la cultura popular en su creación de Tarzan. Además con un reparto de personajes memorable como pocos: El propio John Carter, un curtido excombatiente de la guerra de secesión y su novia alienígena, la sexy y carismática Dejah Thoris. Conflictos entre facciones enfrentadas – ¡y encima una de ellas está formada por marcianos verdes de dos metros y cuatro brazos!-, el sentido de la maravilla propio de la literatura de primeros del siglo XX y la posibilidad de hacer al fin justicia fímica a una saga que ha sido una de las mayores influencias en el cine de fantasía y aventuras de la historia. Tanto “Star Wars” como “Avatar” han copiado cientos de elementos de la saga marciana que nos ocupa, y los poderes que adquiere el propio Carter al llegar a Marte –debidos a la gravedad del planeta- le convierten también en el principal precedente de Superman, y por ende, de todo el género superheróico.


Por eso da tanta lástima que este glorioso legado no hay sido del todo aprovechado en esta primera película del personaje. El film que dirige Andrew Stanton es entretenido, consigue mantener la atención casi en todo momento –y digo “casi” debido a un par de estridentes bajones de ritmo- y tiene un diseño formal (y de efectos especiales) de los de quitarse el sombrero. PERO –y estamos ante un pero así de grande- hay un par de fallos de guión y, sobre todo, de casting que pueden resultar en una experiencia no todo lo satisfactoria que debería haber sido, cuando no directamente fallida. Lo primero es apabullar con personajes y elementos desde los primeros minutos, que en lugar de agarrar al espectador por medio de cierta exposición narrativa, se dedican a acumularse unos sobre otros pudiendo llevar al aturdimiento y, lo más grave, al desinterés. El personaje de Carter es llevado de la tierra a Marte (o Barsoom, como se dice allí) y se ve metido siempre en el meollo de cientos de situaciones frente a las que apenas reacciona, dejándose llevar de una “set-piece” a otra, como si de un videojuego se tratara sin demasiado desarrollo de su personalidad o motivaciones. La historia además, quitando un par de detalles oscuros, acaba pecando de exceso de simplicidad. No llega del todo al infantilismo, pero sí que no aprovecha multitud de elementos interesantes que podrían haber enriquecido la adaptación (el pasado bélico de Carter, el choque cultural, la matanza entre los distintos pueblos y las conspiraciones en la sombra…), quedándose sencillamente en una sucesión de peleas y rescates de princesas que nos recuerda que la productora del film es la mismísima Disney.


Pero lo peor de todo es sin duda la elección de los personajes principales. Lynn Collins está correctita tirando a insípida en el papel de Dejah Toris, pero es que lo de asignar el papel principal y motor de la película a un intérprete no solo tan justito, sino además tan soso como Taylor Kitsch, eso ya sí que no tiene nombre. Kitsch pasea sus músculos sin carisma con un único gesto facial en toda la película, mientras cualquiera de sus actores secundarios –especialmente James Purefoy, Mark Strong y hasta el perro marciano mutante- tienen más empatía con el espectador y con lo que cuenta la historia. En definitiva estamos ante un divertimento intrascendente que no hace llevarse las manos a la cabeza, pero tampoco consigue llegar a emocionar más allá de un par de aislados momentos. A pesar de la impresionante factura técnica y –a ratos- artística, las maravillosas novelas de Burroughs merecían mucho más.

9 comentarios:

Malena dijo...

Leí la obra de Burroughs cuando era muy chica, por eso tal vez no me afectaron tanto los cambios de la adaptación, si extrañé los hijos de Carter y Dejah, si me incomodó Lynn Collins (aunque al menos la vistieron que en el libro andaba más ligerita de ropa) y si me hizo gracia ese comienzo con Carter como soldado renegado amigo de los indios, ya parecía Danza con Lobos. Pero en general la peli me gustó mucho,aun con todas esas fallas que mencionas.

Cinemagnific dijo...

¿Qué algo es fácil de adaptar? Hollywood la caga. ¡Pero si es una regla de tres! XD

La verdad es que me distrajo, pero suscribo todo lo que usted dice de Pe a Pa: fallan los actores y falla la trama pasada por encima de todos los detalles que habrían hecho una película completa.

¡Marcianooooo, que es lo que paaaaaaaaaaaaaaasa?????????????? :P

Barragan Daniel Horacio dijo...

Particularmente a mi me parecio una adaptacion bastante aceptable. Los personajes, y he aqui la gran falla, no tienen el minimo carisma debido a su aggiornamiento a las epocas actuales.
Laa novelas son bastante lineales y previsibles, propias de la epoca en que fueron escritas, con una accion sin respiro y carentes de segundos mensajes o filosofias intelectualoides. John Carter era un Tarzan en Marte y por ende divertido... cosa que en la pelicula se va perdiendo poco a poco. las primeras imagenes impresionan pero luego se va diluyendo en aras de un guión que quisieron intelectualizar.
una pena que no haya tenido la oportunidad de que hubiera una saga del mismo.

Nit dijo...

... cómo me reí con esta; bueno, admito que me pareció lo mismo que ha ti, los dos principales son más sosos que la leche, pero a la que pillé que para ser de marte has de tener acento inglés (no se si la has visto en original), me dio la risa! Todos, pero es que todos! Mientras en la tierra todos hablan con acento americano ¿casualidad?

miquel zueras dijo...

Efectivamente, muy soso el personaje principal. La película es distraida pero tiene un grave bajón de ritmo en su parte central, cuando me dormí ese día en el cine. John Milius siempre quiso adaptar John Carter al cine, me pregunto qué tal le habría salido.
Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. WolfVille, a mi me parecio un film bastante entretenido, al menos no me quede dormido. Saludos.

Carlos dijo...

No he leído las fantasías de Burroughs, pero a mí también me pareció una película entretenida y mucho mejor de lo que las críticas apuntaban. La obra literaria debía ser un divertimento y este film también lo es. Ni siquiera los efectos especiales me chirriaban. No sé, estoy acostumbrado a despropósitos mayores.
Un saludo.

Anónimo dijo...

A mi me encantó la película y no entiendo como fue uno de los grandes fracasos de Hollywood. Está super bien hecha, los efectos especiales me encantan y el elenco también. El villano es odioso y espectacular. John Carter y la princesa Deya son hermosos y hacen buena pareja. Pero mi favorito de todos es el perrisapo por su lealtad y su rápidez!
lizette www.girlybooks.wordpress.com

Jan Avarr dijo...

El centenario de la obra de Edgar R. B. Merecía u a mejor acogida . No solo en las salas de cine sino también en otros espacios culturales. Creo que la película trata de actualiazar una obra propia del siglo XIX al s. XXI. El resultado irregular pero entretenido para mi. Tiene u. Algo que no se bien explicar a pesar de todos los fallos en los que coincido con la presentación inicial. Para mi el error i icial es la producción . No es personaje para la Disney. Merecía u na adaptación mas adulta pero con un contenido aceptable que alcanzase al gran publico. No hay mas que ver lo que hace ahora Disney con la Marvel y lo que prepara con star Wars. Espero que alguien retome el personaje.