miércoles, 23 de enero de 2013

SHERLOCK HOLMES DESPUÉS DEL CHOCOLATE

Este hombre come poco y mal, esta claro
ARCHIVOS EXPIATORIOS: Recuperamos hoy aquel poético momento en que un "blogguer" con demasiado tiempo libre se montó un inútil ranking sobre los Sherlock Holmes gordos que en el mundo han sido. Los que ya leyeron este estremecedor documento en su época, aquí podréis revisarlo. Los que no lo hicieron... Huid, que áun estais a tiempo.
 
¿Harto de ver al gran Holmes como un espigado figurín decimonónico estilo Peter Cushing o Rupert Everett? ¿Hastiado del Sherlock fibroso de Robert Downey Jr.? ¿O del enjuto de Basil Rathbone, Matt Frewer o Arthur Wontner? Estamos de acuerdo en que todas estas manifestaciones están en sintonía con las descripciones de Arthur Conan Doyle en sus escritos sobre el gran detective, pero en múltiples ocasiones Hollywood, la BBC o el que tocara, ha decidido proponer una versión más pasada de peso del personaje. ¿Enriquecedor? ¿Humanizador? ¿O simplemente ridículo? Opinen ustedes, irregulares:

-REGINALD OWEN en "Estudio en Escarlata".

En 1933, antes de que Basil Rathbone se pusiera la gorra caza-zorros y de que Nigel Bruce balbuceara bajo el bigote del Dr. Watson, ya existían docenas de Sherlocks cinematográficos. Uno de ellos, por pura cabezonería,fue Reginald Owen que unos años antes ya había interpretado a Watson. Si bien la gordura fue una de las constantes del buen doctor en pantalla casi desde los inicios del celuloide, lo de un Holmes fondón era casi inédito -si obviamos algunas entradas en carnes otoñales de iconos como William Gillete o Ellie Norwood, claro-, así que podemos considerar a Owen todo un pionero.

Una papada elemental

GEORGE C. SCOTT En "El Detective y la Doctora"

De acuerdo, George C Scott no interpreta a Sherlock en este film de 1971, sino a un tipo que está de psiquiatra (por que va al psiquiatra y por lo zumbado que está) que en sus momentos "gaga" se cree el famoso detective de Conan Doyle igual que otros emulan a Napoleón. Sin embargo creemos que esa imágen icónica del gorro de cazador y el gabán a cuadros envolviendo tan magras y majestuosas carnes debe ser merecidamente destacada. Y esta claro que Scott interpretando a un Holmes falso y por muy gordo que esté, le da mil vueltas a muchos actores que interpretaron a un Holmes canónico. Elemental.


MICHAEL CAINE En "Sin Pistas"

Uno de los mejores actores (y sin lugar a dudas el más molón) del mundo, Sir Michael Caine también hizo un Sherlock de pega en este divertidísimo homenaje al detective. Un actor de capa caida es contratado por el Dr. Watson -verdadero cerebro tras la leyenda de Holmes- para que insufle vida a su creación de cara a los medios. El alcoholismo irridento y vida disipada del susodicho intérprete quizás son la justificación para esos kilillos de más que luce durante la historia. Un pastille paródico disfrutable 100% con momentos memorables como las juergas de Sherlock en antros de mala muerte, la participación -¡¡al fin!!- de la señora Hudson en una aventura, las deducciones trasnochadas y, por encima de todo esa frase "¡¡Pero Watson ¿Qué hace?!!" gritada por un Caine pletórico en cierta escena en los muelles de Londres.


PATRICK MCNEE En "Hound Of London"

El mítico "Vengador" sesentero, que ya había interpretado a Watson en un par de ocasiones para el Holmes de Christopher Lee decidió pedir un ascenso y se metió en la (obesa) piel del detective en este oscuro telefilm de bajo presupuesto perpetrado en 1993. Aparentemente, y según el IMDB, una de las peores películas sobre el genio de Baker Street jamás rodadas, en la que se enfrenta a Moriarty en un turbio asunto relacionado con la reputación de una dama. Irene Adler también aparece formando parte de lo que se ha descrito como un casting mediocre. Lo de la referencia al "Hound" del título se me escapa. Sin duda una pieza casi prescindible hasta para el fan más completista, pero totalmente esencial para nuestro ranking de Sherlocks ajamonados.

EDWARD WOODWARD En "Hands Of a Murderer"

Un veterano intérprete que interpreta a un Holmes con una apariencia que podríamos confundir facilmente con la de su hermano Mycroft. Realmente la clave de este telefilm de 1990 es la de romper moldes, dado que Moriarty es un jovenzuelo -y más aun comparándolo con su némesis- que se escapa de la horca de forma espectácular, secuestra al propio Mycroft e incluso tiene un interés amoroso por ahi perdido. Realmente la apariencia de Woodward, alejada de los canones que siempre asociamos a Holmes, es quizás la traición menos grave a las historias originales que encontramos en este experimento.

ANTHONY D.P. MANN En "The Hound Of The Baskervilles"

Estamos ante la joya de la corona. Una producción independiente rodada sin presupuesto por un actor casi de serie Z con mucha voluntad y convencidísimo de estar realizando una obra maestra. El señor Mann es un comediante y actor canadiense que ha interpretado en radio y en sub-productos videográficos a Holmes, Drácula y a muchos otros iconos. Todo ello independientemente de su idoneidad física para dichos papeles. Un esforzado soñador que me recuerda mis tiempos infantiles aquellos en los que me pintaba la cara de negro con los lápices de mi madre y protagonizaba obras de teatro sobre hombres-lobo con mis amigos y vecinos. Un marmolillo que merece el premio al Sherlock más poco Sherlock de la historia de la humanidad (sí, peor incluso que Roger Moore).


Hemos obviado algunas contribuciones como la de Ian Richardson en "Murder Rooms", porque al fin y al cabo el personaje a interpretar es el Dr. Bell, que estaba en peor forma física que al personaje fictício al que inspiró. Y también las últimas etapas de la mítica serie de Granada Televisión en la que Jeremy Brett engordó kilos y kilos debido a su triste enfermedad y la medicación que necesitaba. En sus propias palabras se parecía más a un Buda que a la creación de Doyle. Pero no ahondaremos más en un asunto totalmente ajeno al tono de este estudio, evidentemente absurdo, gratuito y enfocado al más descarnado cachondeo.
 

6 comentarios:

Belknap dijo...

Mr. Wolfville, salvo los films de Scott y Caine que los vi, a los otros los conocia por haber leido erseñas, pero nunca habia visto los films. Muy buena entrada. Saludos.

Oscar dijo...

Yo también conocía las de Scott y Caine y no me parecieron muy buenos como Holmes. Probablemente (sobre todo con un actorazo como Caine) porque estoy marcado indeleblemetne por el estereotipo del Holmes espigado.

Añado el de John Cleese (Ex-Monty Python) en "El extraño caso del fin de la civilización tal y como la conocemos"

http://www.imdb.com/title/tt0076770/

Muy divertido. Voy a repasar mi colección de películas de Holmes.

Un saludo.

Joaquín Huguet dijo...

Amigo Wolfville, lo tuyo es la cuadratura del círculo, porque al principio y al final de tu entrada has señalado a las joyas de la corona. Nada menos holmesiano que ese tipo anodino, Reginald Owen. Me lo imagino de honrado padre de familia, como salvaguarda de los valores familiares. Gordo o flaco, Holmes es un fanático, iluminado por una única pasión que se transmite en su mirada o en la dura contracción de sus labios. El tal Reginald fuma la pipa como un granjero o como lo haría un vaca, y sus ojos destilan cualquier cosa menos la fanatización de una idea. Respecto al último, Mann; al menos comparte con Holmes el gesto desdeñoso y distante del personaje. Por otro lado, tal vez sea este último un corolario de la película de Michael Caine al modo de: “¿qué ocurriría si engordáramos a Holmes y adelgazáramos a Watson? Quizás intercambiaran los papeles, como sucedió al final de la novela cervantina en la que Sancho Panza cambió su papel por el de su amo don Quijote.

Ricardo Signes dijo...

Huguet es muy perspicaz, sin duda, caballeros, pero lo que ustedes no saben es que él mismo es el mejor doble de Sherlock Holmes que conozco-y de un modo natural, sin maquillaje, disfraces ni aditamentos. Si las leyes de la física no dijeran lo contrario yo diría que Conan Doyle se inspiró en Huguet. Sé que tuvo un abuelo oriundo de Noruega; quizás un antepasado más remoto vivió en Edimburgo. creo que vale la pena investigar esto.

Al rico libro dijo...

¿Christopher Lee también fue Sherlock Holmes? ¡Madre mía!
Por cierto, alguno de ellos no pegan nada de Holmes.

El Abuelito dijo...

La de Reginald Owen me interesa a rabiar... ¿No sabrá usted cómo conseguirla?
Y en otro orden de cosas, contratar a un doble de Charles Laughton, el señor Mann, no `parece lo más indicado a la hora de vestirlo de Sherlock Holmes...