domingo, 8 de noviembre de 2015

“FRACTAL” De Damian Cordones



This is getting dark, friends.

En una especie de futuro distópico apenas explicado (magnificamente, por cierto) con dos pinceladas, asistimos embobados a la historia de un recaudador que tiene que cobrar una deuda en el siniestro Fractal Sanitarium, uno de los lugares en los que son tratados los enfermos de esa extraña enfermedad que se pega a la piel de humanos, arboles y lo que se tercie. Lo que al principio es un viaje algo siniestro con toques absolutamente sórdidos, se convierte en una pesadilla imparable cuando al protagonista le encargan la misión de buscar a otro deudor…. en un lugar que mejor no os detallo, porque hacer el viaje por vosotros mismos es la mejor opción para adentrarse en él. Además esta jodidamente bien (d)escrito.

El escritor Damian Cordones se descolgó este año con una pesadilla de fantasía asfixiante y surrealista que hay que leerla para creerla. “Fractal”, tanto estructural como argumentalmente, es una sucesión de pústulas narrativas que en poco más de ochenta páginas consigue estremecer, desorientar, sorprender y a la vez mantenerte pegado a la lectura de forma constante. No es un relato esperanzador, pero tampoco es la típica degeneración “new wave” o “new weird” o “sci-fi dark” o como narices queramos etiquetar a la actual corriente de “malrollismo” urbano tan de moda en los catálogos de ciencia-ficción de las editoriales actuales. No, es de hecho mucho más. Un relato ameno pero complejo que aúna lo mejor de los autores más bizarros del relato fantástico clásico (pienso en los locos ingleses que escribían “sci-fi” en los 70, pero cercenando el tono paródico) y que no deja de tener esquirlas propias de la fantasía oscura más loca y visual. Sí, digo visual porque la narrativa es casi cinemática en ocasiones, haciéndonos vivir en primera persona mucho de lo que esta pasando en la obra.

 Además, “Fractal” es la primera piedra en un concepto de varias obras que Cordones espera recopilar en un futuro y al que está poco a poco dando forma, titulado “La Era del Espíritu Baldío”. Yo voy a estar pendiente para subsiguientes entregas (en breve aparecerá “Humanos de Raza gris”), y si tú también quieres estarlo, te remito a la web del autor. En mi opinión todo esto merece la pena. Y mucho.

2 comentarios:

Ricardo Signes dijo...

He leído esas primeras páginas en el blog de Damián Cordones esperanzado en encontrar allí la cochambre estilística de rigor que me sirviera de antídoto frente a tu persuasiva reseña, pero por desgracia nada allí me da la tranquilidad necesaria para olvidarme de esa distopía tan tentadora. Tomo nota, pues, y prometo leerla..., y, lo que es peor, reseñarla.

miquel zueras dijo...

"Pústulas narrativas!!!" con esa definición ya me ha tentado el libro. Me amenizará los largos viajes en autocar que estoy haciendo últimamente. He hecho una portada de un libro de C. Clarke! Lo he puesto en el face.
Saludos!
Borgo.