martes, 20 de septiembre de 2011

“LA BESTIA DE LA MODA” La Moore-Película Que Nunca Fue

Esta la historia del curioso proyecto “Fashion Beast”, un ente que hubiera sido un hijo bastardo de las habilidades literarias de Mr. Alan Moore y el patrocinio “punk” del mismísimo Malcolm McLaren, manager –y creador oficial- de los Sex Pistols, además de inquieto promotor de todo tipo de eventos contraculturales. El asunto ha quedado marcado significativamente, además, como la única vez que Moore ha escrito un guión de cine. Si bien otros autores comiqueros de prestigio como Grant Morrison o Neil Gaiman tienen un más que afable espíritu de colaboración con la industria del cine, todos sabemos que el genio de Nourthamptom carece de esa simpatía. Probablemente si el iconoclasta McLaren, una especie de icono de la rebeldía inglesa en los 70, no hubiera estado en el ajo, nuestro escritor ni se lo hubiera planteado.

Todo comenzó unos meses después de culminar “Watchmen”. Moore fue contactado por McLaren y este le propuso escribir el guión de uno de tres posibles proyectos que tenía preparados. Por lo visto, el promotor inglés quería a un autor de comics para escribir el guión, porque no quería un libreto lleno de los típicos clichés cinematográficos sino una visión fresca de fuera del medio, sin que fuera en detrimento de una fuerte narrativa visual. Así que McLaren entró en una tienda de comics y le preguntó al dueño cual era su guionista de comics favorito. El nombre de Alan Moore salió a la palestra y no hicieron falta más castings. En palabras del autor: “Acepté reunirme con él sobre todo porque pensé que molaría conocer a Malcolm McLaren. Siempre he admirado su actitud de “buscador de problemas. Así que fui y nos llevamos muy bien”. Moore también tiene muchas palabras de elogios para la modelo y actriz Lauren Hutton, pareja sentimental del mítico productor.

Los tres proyectos cinematográficos de McLaren era a cada cual más estrambótico: “Tenía tres. Uno era una combinación de un tour norteamericano que hizo Oscar Wilde por pueblos mineros en la década de 1880, pero iba a combinarlo de una forma en que Oscar Wilde iba a ser una mujer: una especie de Madonna. La verdad es que no le vi mucho futuro, así que decliné la propuesta. Entonces me mostró otro llamado “Nazis Surferos”, que por lo que pude entender era sobre surf y nazis, y aquello tampoco me decía mucho. Pero tenía este otro, igualmente extraño pero con mucho más potencial desde mi punto de vista, y era una idea que mezclaba “La Bella y la Bestia” (probablemente la versión de Jean Cocteau) con algunos detalles de la vida de Christian Dior”. Una vez que Moore y McLaren discutieron sobre el tema, el escritor inglés comenzó a pensar en posibles paralelismos entre la vida de Dior y el cuento tradicional de la Bestia que se enamoraba de una mujer mortal, así que comenzó a trabajar en un primer tratamiento del guión para el film, que llevaba el nombre de “Fashion Beast”.
Guión original con portada de Bill Sienkiewicz

Por lo visto al final algunos aspectos de la curiosa vida del propio McLaren se mezclaron en la historia final. Mientras Moore progresaba con la escritura, la búsqueda de financiación continuaba. En 1988, Moore declara: “Intento contentar a todo el mundo con mi guión. Malcolm quiere que la película tenga la profundidad de “Chinatown” y la vitalidad de “Flashdance”. No sé si al final acabará rodándose, lo último que escuché es que estaban haciendo el casting”. Durante un tiempo McLaren se llevó el proyecto a Nueva York, donde consiguió financiación de Robert Boykin, un notorio empresario de la vida nocturna de la ciudad. Pero todo comenzó a languidecer cuando la salud de Boykin empeoró y su dinero se esfumaba con su salud. La productora Avenue Pictures se hizo cargo del film para cuando Alan Moore había finiquitado el guión, pero quisieron hacerle algunas reescrituras para pulirlo. Como él mismo comentó años después: “No sé si el guión que escribí hubiera funcionado como película. Uno de los principales problemas, que Malcolm no dejaba de recordarme, era que debería dejarle algo de trabajo al director y a los actores, porque lo estaba escribiendo como uno de mis comics, cubriendo todos los ángulos posibles. ¡Estaba haciendo descripciones de viñetas para una película!" Aun así, McLaren escribió en su autobiografía que le encantaba el guión y que era lo que él buscaba.

La productora encargó la reescritura al guionista Steve Means, que terminó varios borradores nuevos partiendo del original de Moore. Por desgracia el tiempo –y el dinero- se les acababa. Sin embargo, el escritor recibió el pago prometido por un guión que al final terminó en el cajón de los proyectos nunca realizados, así que no sabremos como hubiera lucido en pantalla la tradicional historia de la bella y la bestia ambientada en el mundo de la alta costura. Con la muerte, en 1988, del productor, McLaren se refirió a “Fashion Beast” como “huérfano”, y aquello fue el final. Con perspectiva, Moore dijo: “Fue una experiencia interesante, aunque no quisiera repetirla. En realidad no quiero hacer guiones de cine ni nada parecido. Lo intenté y eso fue todo, me lo pasé muy bien. No disfruté escribiendo un guión de cine sino trabajando con McLaren y con su encantadora pareja de entonces, Lauren Hutton, una de las mujeres más agradables que he conocido”. El excéntrico productor murió el año pasado.

Por supuesto las secuelas de aquello siguen reverberando en la actualidad, debido a la curiosidad de ser este el único guión de cine jamás escrito por el prestigioso guionista inglés. Tan ilustre incunable puede ser comprado en Ebay cuando aparece, en una edición con portadas de Bill Sienkiewicz. Aquí un extracto filtrado a la red:

FASHION BEAST SCRIPT

Aquí el cartel anunciador de uno de los eventos musicales organizados por McLaren. El título lo dice todo:

Y los irreductibles Avatar Press, en su incansable tarea de pasar a comic todo tipo de piezas textuales inéditas del maestro, anunciaron el año pasado una novela gráfica adaptando la historia de "Fashion Beast”, escrita por Anthony Jhonson –que ya adaptó “The Courtyard” y “Light Of Thy Countenance”, dos relatos cortos de Moore- y dibujada por Facundo Percio. Aquí un avance del proyecto, que contó con la aprobación de Moore y McLaren, y que en teoría debería estar a punto de ver la luz:



<iframe src="http://apps.warnerbros.com/thedarkknightrises/legend/index.php?v=facebook&co=us" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; width:810px; height:760px;" allowTransparency="true"></iframe>

lunes, 19 de septiembre de 2011

SE PUBLICA LA NOVELA INÉDITA DE CONAN DOYLE

Pues basicamente eso. 130 años después de su escritura, "The Narrative of John Smith" va a ver la luz de la publicación al fin. El eminente Sir Arthur Conan Doyle escribió ésta, su "opera prima" cuando languidecía intentando compaginar sus dos vocaciones, la de médico y la de escritor.

Con solo 23 años hizo la transición de los cuentos -publicados en revistas si es que había suerte- a la novela con esta pieza, la cual trata de un anciano resabiado que da su visión del mundo a todo aquel que le visita, y que fue rechazada por una editorial que perdió el manuscrito, por lo que Doyle tuve que recrearlo entero ¡¡De memoria!! Estamos hablando de una obra escrito unos pocos años antes de que Sherlock Holmes o el profesor Challenger vieran la luz y se convirtieran en iconos.

Este otoño aparecerá en las tiendas inglesas. Una iniciativa que, al igual que con la nueva edición completa y sin censura de "El Retrato De Dorian Grey", aplaudimos enérgicamente. Pero a ver cuando se publican aqui, maldición!

WOLFVILLE 2.0 o Desempolvando

Dado que misteriosamente blogspot no me permite actualizar mi anterior wolfville-blog -el cual queda flotando en el éter internáutico y puede ser consultado en el enlace de la columna lateral- abrimos un nuevo carnaval de inutilidades para su deleite visual e intelectivo. Seguiremos dándole caleidoscópicas vueltas a la literatura del XIX, el comic bizarro, el post-modernismo bien entendido y a todo tipo de aberraciones de la cultura popular, amén de algunas tediosas disquisiciones sobre narrativas propias. Al igual que con el anterior carnaval no veréis aqui una actualización diaria. El señor Wolfville acechará sus redes cuando menos lo esperen para fagocitar su valioso tiempo. Es una promesa asi que ¡Aceptenla!